Misión, Visión y Valores.

MISIÓN

Tándem trabaja por y para la mejora continua de la calidad de vida de las personas con diversidad funcional y sus familias. A través de la ejecución de diversos programas, talleres y servicios,luchamos para alcanzar este objetivo.

VISIÓN

Constituirnos como una entidad consolidada y adaptada a las actuales circunstancias sociales y económicas. Pretendemos por tanto ser un referente en los siguientes aspectos:

Garantizar, a través del diseño y ejecución de diversas acciones, la prestación de los apoyos necesarios que posibiliten la inclusión social y el desarrollo personal de l@s usuari@s.

Impulsar valores como el civismo y la tolerancia, porque entendemos que constituyen herramientas muy válidas para avanzar en el reconocimiento de l@s personas con diversidad funcional como ciudadanos de pleno derecho.

– La constante evaluación y mejora interna de la entidad, a través de la autocrítica y la implicación total de aquellos que la integramos o trabajamos en ella.

 

VALORES:

Constituyen los principios rectores que determinan nuestro trabajo diario:

Compromiso: en su vertiente social, porque sabemos que nuestro ámbito de trabajo requiere que lo tengamos presente en todo momento. Además, entendemos fundamental el compromiso con l@s usuari@s, sus familias y la entidad.

Creatividad: Se encuentra presente en casi todas actividades desarrolladas en Tándem. Entendemos que la creatividad es un elemento fundamental en la configuración de los gustos  y el desarrollo personal.

Transparencia asociativa: Las cuentas claras. Es un principio irrenunciable para cualquier entidad que forme parte del tercer sector. Esta trasparencia debe ser efectiva y real tanto a nivel interno como externo.

Autocrítica: Porque creemos que cualquier grupo de trabajo debe mirarse a sí mismo de forma objetiva. Es necesario un protocolo de evaluación y análisis permanente del trabajo realizado, donde haya espacio para la autocrítica.

Solidaridad: dirigida al colectivo objeto de nuestra intervención y entendida también más ampliamente, de forma que sea extensible a la sociedad en su conjunto.

Autodeterminación: el individuo debe ser protagonista en su propio proceso de desarrollo personal. La creatividad, los gustos, las preferencias, las inquietudes… son cuestiones bastante personales que en la medida de lo posible deben ser decididas por uno mismo.  El equipo de Tándem debe prestar los apoyos necesarios para que así sea.